viernes, 10 de febrero de 2017

Visita Huelva capital con niños pequeños - Parque Moret



A veces soñamos con poder viajar a lugares exóticos, con una naturaleza extravagante y conocer especies de flora y fauna que ni siquiera sabríamos que existen si no fuera por los libros (o internet)…

Pero luego salimos a la calle, nos pregunta algún turista que puede ver en Huelva capital y nos quedamos… ¡Mudos!

Y es que no nos damos cuenta de lo que tenemos a nuestro alrededor, de lo que tenemos en nuestra ciudad, de cómo disfrutarlo y cómo potenciarlo.

Ahora mira esta imagen:

Almendros en flor

Preciosas florecillas rosadas pincelan este lugar, y no, no hemos estado por Asia recientemente…

Hoy os quiero hablar del precioso parque que tenemos en Huelva capital, el Parque Moret.

El Parque Moret es el parque urbano de mayor extensión de toda Andalucía, dispone de carril bici, caminos adaptados, zona para barbacoas, skatepark, merendero, zona de ejercicios, huertos, miradores, restos arqueológicos,  flora y fauna autóctona, lago y un gran parque infantil.


No os voy a engañar diciéndoos que a Tití lo que menos le gusta es el parque infantil, cada vez que se acuerda nos pide ir al ¡parque grande, grande, grande!, pero sí que es cierto que la visita que hemos hecho hoy ha sido diferente a las anteriores.

En esta ocasión a Tití no le apetecía mucho jugar, el tiempo tampoco acompañaba, estuvimos por la mañana justo antes de que cayera el chaparrón, y entonces prefirió dar un paseo, ver las florecillas, subir al puente, bajar a ver a los patos y escuchar historias antiguas de los romanos. 

Definitivamente se me hace mayor.

Nos ha encantado la visita, diferenciar los colores de las flores, las alturas de los árboles, los patos de las gaviotas y las palomas, subir y bajar solito por los caminos más difíciles, escuchar el silencio y los sonidos del parque, de los pájaros volar, del viento y de la tormenta aproximándose.


Así que tanto si eres de Huelva como si vienes de viaje o a quedarte aquí, te recomiendo visitar este precioso parque, un lugar donde mayores y pequeños pueden disfrutar de la naturaleza en plena ciudad.

Me despido de vosotros con esta linda foto de mis dos amores, espero que os animéis a visitar el Parque Moret y que lo disfrutéis en familia, merece la pena descubrir sitios como éste.


¡Un saludo!



miércoles, 8 de febrero de 2017

¡Formas, siluetas y tijeras! Actividades de psicomotricidad fina



Como os comentaba por Instagram, éste fin de semana tuvimos un cumpleaños, gastamos un rollo de papel de regalo y nos quedamos con el cartón que viene en el interior.

Poco faltó para tirarlo, pero al ver a Tití así de entretenido jugando, se me ocurrieron un par de actividades para hacer.


Para la primera actividad recorté un rectángulo de cartón y dibujé formas utilizando varias piezas que tiene Tití de un juego de ensartar y monedas que le trajeron los Reyes Magos con los Nins, si os interesan podéis encontrarlos aquí:

 
 



Para la segunda actividad recorté rectángulos del cartón y le dibujé líneas paralelas, algunas más cortas, otras más largas, unas rectas y otras inclinadas, para que desarrollase su psicomotricidad fina con su herramienta favorita del mundo mundial: ¡las tijeras!  

Desde que las descubrió no hay quien le separe de ellas, cualquier cosa que se encuentre es una buena excusa para utilizarlas… y para poner la casa patas arriba…


Espero que os gusten estas dos ideas y os anime a reciclar, ¿qué otras actividades se os ocurren?

Un saludo y pasadlo genial Titís!


viernes, 20 de enero de 2017

Galletas de canela, receta fácil para hacer con niños pequeños


Llevaba bastante tiempo con ganas de hacer estas galletas con Tití… Pero nunca tenía tiempo de ir a buscar mis utensilios y el robot al trastero, aquello es un mundo paralelo donde encontrar algo es más bien magia. Después de varios días de queja porque quería haberlas hecho en Navidad, Papá se aventuró a buscar la caja con las cosas... Tras varios intentos dio con la que era, hicimos las galletas y hoy por fin saco un hueco para dejaros la receta por aquí.


Deciros que Tití ha hecho bastante, con sólo dos años ha añadido los ingredientes al robot (no sin antes probarlos todos y comerse varias cucharadas de harina), ha programado el robot, ha esparcido la harina por la encimera (y chupado las manos), ha amasado con el rodillo la masa, ha escogido los cortadores de galletas (de los miles que tengo, así que en esto hemos tardado un rato) y ha dado forma a la masa. Hornear ha sido la tarea de Mamá.


Todo esto con nuestra ayuda y supervisión, teniendo cuidado de que no se comiese el huevo crudo, esto es muy importante, y también gracias a la torre de aprendizaje que le hizo su abuelo Tomás para poder llegar a la encimera y a todos los sitios que se propone. ¡Gracias de nuevo abuelo!

Como ya os he comentado en anteriores ocasiones, nunca es pronto para introducir a nuestros hijos en el mundo de la cocina, podéis leer más aquí.


GALLETAS DE CANELA

Los ingredientes que necesitaréis son:
- 100g de mantequilla
- 100g de azúcar
- 1 huevo
- 1 cucharita de vainilla en pasta
- 1 cuchara de canela molida
- 250g de harina de repostería

Precalentamos el horno a 2000C.  
Mezclamos la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar, luego le añadimos el huevo y la vainilla, volvemos a batir con cuidado y por último le añadimos la canela y la harina.
Cuando tengamos una masa homogénea hacemos una pelota con ella y amasamos con un rodillo para dejarla lisa encima de una superficie con harina. Cortamos con el cortador que más nos guste.
Metemos en el horno por 12 minutos, sacar y dejar enfriar encima de una rejilla.


Nosotros dividimos la masa en dos partes y le añadimos cacao en polvo puro Valor, a mi es el que más me gusta para la repostería, con una cucharada es suficiente.

En total salen unas 65 galletas de tamaño mediano. ¡Están tan ricas que vuelan!

video

Espero que os guste y os anime a realizar esta actividad con vuestros pequeños.

¡Buen fin de semana y abrigaos bien si vais a salir! Brrr! Que frío!

Un saludo,


miércoles, 18 de enero de 2017

Premios Madresfera 2016


Que si! Que si!

Que estamos nominados en los Premios Madresfera 2016!

Y en dos categorías!

Como lo oyes!

Estoy que no me lo creo!

Así que ya sabéis, si os gusta nuestro blog, podéis votarnos en estos enlaces:

🌟Categoría Ocio Familiar
http://www.concursismo.com/rankings/madresfera/vota/vota.php?url_id=691&cat=9

🌟Categoría Personal
http://www.concursismo.com/rankings/madresfera/vota/vota.php?url_id=168&cat=4

Gracias, gracias, gracias!!!!



sábado, 14 de enero de 2017

Actividades para realizar en viajes con niños pequeños



Cuando viajamos con niños pequeños en coche, tren o avión, tenemos por delante varias horas de trayecto en las que nuestros pequeños no pueden moverse de su asiento, así que os voy a dejar en esta entrada varias actividades que realizamos con Tití en nuestro viaje en avión a Disneyland París.

Deciros que la mayor parte del vuelo la pasó dormido, con sólo dos años y habiendo madrugado, es normal que no aguantase. A la vuelta más de lo mismo, estuvo despierto solo el ratito de despegar mientras veía las casitas hacerse cada vez más pequeñitas y luego el cielo y las nubes, con esto se quedó un buen rato embobado y le sirvió para relajarse y dormir todo el trayecto.

Para los que no conozcáis a nuestro pequeño, debéis saber que para Tití es realmente complicado quedarse dormido en los viajes en coche, por norma lo pasa bastante mal, desde que nació, su primer trayecto del hospital a casa, no paró de llorar… y así ha sido desde entonces.

Pero por suerte en el avión estuvo entretenido todo el trayecto con las actividades que llevábamos preparadas. Teníamos una maletita suya con todas sus cositas metidas e intentamos llevar en la medida de lo posible juegos que no tuviesen muchas piezas, para que no acabasen por los suelos. 

Pintura
A Tití le encanta pintar, pero claro, no podíamos llevarnos su estuche de colores porque terminaría todo por los suelos, así que me inventé este cuaderno con los lápices incorporados. Para hacerlo necesitareis un cuaderno, coloceras de colores, lana o cuerda y pegamento. Le hacéis con unas tijeras unas marcas a las ceras y le anudáis la lana, dejándola bien pegada. Luego la otra punta la anudáis a las anillas del cuaderno. Tened cuidado con la lana, tití se hizo con ella y no paró de cortar hasta que la terminó entera… Cierto es que así aprendió a cortar con las tijeras y a desarrollar su psicomotricidad fina, pero casi me quedo sin poder terminar el cuaderno!


 


Pegatinas
Compramos este libro de pegatinas pequeño de Melissa & Doug, tenemos los grandes para jugar en casa y le encantan, así que cogimos este para viajar, está muy bien de precio y se entretienen un buen rato con ellas, lo podéis comprar aquí.


Cuento
Llevábamos su cuento favorito: “Los tres cerditos”, le encanta meter al lobo por la chimenea, este es de la editorial Timunmas, el nuestro es de Baobab, regalo de los abuelos.


Títeres
Le encantan los títeres a Tití, así que nos llevamos a Caperucita Roja y sus amigos de viaje, si os gustan, fueron muy baratos, los podéis comprar aquí.


Película
Llevábamos el Ipad con la película de “Lilo y Stitch” y algunos episodios de “La Casa de Mickey Mouse” y “Peppa Pig”, para que agarrase bien el Ipad y no se rompiese en caso de caída, tenemos esta funda para cuando se lo prestamos (aquí). Compramos estos cascos para que durante el viaje no molestase a los demás pasajeros (aquí), están muy bien, puedes conectarles los tuyos y así ver a Mickey Mouse juntos.


Ver las nubes
Como os he escrito al principio, esta fue la principal actividad de Tití, al menos la que más le impactó y que no podrá olvidar fácilmente.

Espero que os haya gustado nuestra experiencia y que os sirva de ayuda a la hora de viajar con vuestros pequeños, si queréis saber más de nuestro primer viaje en avión con Tití, podéis seguir leyendo aquí:


Un saludo!


jueves, 12 de enero de 2017

Viajar en avión con niños pequeños



Me gustaría compartir con vosotros nuestra experiencia viajando en avión con un niño de dos años.

Hace tres semanas que viajamos a Disneyland París, era nuestro primer vuelo con Tití, y la experiencia, en general, ha sido buena.

Comentaros que viajamos con Vueling y la verdad es que tratan genial a los niños, conocen las necesidades que tienen los pequeños, que hacen que disfrutes más del vuelo.

Es su página web podéis encontrar una serie de consejos que conviene que conozcáis antes de volar:


Cuando planificamos el viaje decidimos que no queríamos cargarnos de maletas, así que llevábamos lo justo y necesario: una maleta grande para facturar y el carrito. De equipaje de mano: una mochila para utilizar de diario, una maleta pequeña y una bolsa de carrito donde llevábamos las cosas de Tití. 
Tenemos la costumbre de llevar una muda de ropa para cada uno en el equipaje de mano, más que nada por si se pierde la maleta facturada.

Es cierto que cuando ya los peques comen de todo, no solo purés, y encima ya no usan pañales, pues es mucho más sencillo viajar, Tití comió lo que nosotros en los restaurantes de Disneyland y los baños de allí están adaptados para ellos. Para conocer más sobre nuestra experiencia allí, pulsa aquí:


Llegamos al aeropuerto de Sevilla, facturamos la maleta grande y nos fuimos al control de seguridad con las demás y el carrito. El carrito hay que plegarlo para pasarlo por el control. Llevábamos en la mochila algo de comida para Tití y no hubo problemas en pasarla, cierto que estaba todo envasado, nada de comida preparada: galletas, zumo, leche y la botella de agua, eso fue lo único que analizaron.

Nos fuimos a la puerta de embarque cuando quedaban 40 minutos para embarcar y allí esperamos, debéis saber que cuando viajas con niños pequeños tenéis prioridad. El carrito se lo dimos plegado a las azafatas que están justo a la entrada del avión, allí ya se encargan de bajarlo a la bodega. Cuando llegamos a París, lo encontramos en la cinta con el resto de maletas. Si podéis haceros con una eslinga o cinta para dejar el carrito bien plegado, son económicas y las podréis encontrar en cualquier “Todo a Cien”.

Es importante si viajáis dos adultos y un niño, que el pequeño se siente en el asiento central o en el de la ventanilla, a Tití le encantó mirar por ella para ver las nubes y las ciudades pequeñitas.

Nuestro vuelo salió a las 6:30h de la madrugada, así que Tití pasó la mayor parte del tiempo dormido. Cuando despertó, teníamos preparadas varios juegos para él, así que las dos horas de vuelo se pasaron rápido.

En esta otra entrada podéis ver las actividades que realizamos y coger ideas, ya sea para viajar en avión o en cualquier otro medio de transporte: 



Teníamos preparado este diploma en el que consta el primer viaje de nuestro pequeño Tití. Lo descargamos de la página web de Vueling y lo llevamos plastificado, para que no se rompiera en el viaje. Le pedí a una de las azafatas de vuelo si podían dárselo a Tití durante el vuelo, para que tuviese ese recuerdo, y así fue, es más, nos lo dieron firmado por toda la tripulación, fue un detalle por su parte, si nos estáis leyendo, muchísimas gracias de nuevo. 

Podéis encontrarlo aquí: http://static.vueling.com/cms/media/2271813/diploma_ES.pdf

Espero que os guste nuestra experiencia y os anime a viajar con los peques en avión.

Un saludo!